miércoles, 31 de mayo de 2017

Tarea 2: "Comparar poemas"

En esta entrada veremos dos poemas que he escogido para comparar sus características. Éstos son En tanto que de rosa y azucena de Garcilaso de la Vega, el cual pertenece al Renacimiento, y Mientras por competir con tu cabello de Luis de Góngora, perteneciente al Barroco. Para que quede todo más visual, vamos a compararlos en una tabla que marca diferentes aspectos. Por último, haremos un comentario sobre la evolución de la lírica basándome en estos poemas elegidos. 
La lírica durante estos períodos presenta una serie de diferencias, al igual que de similitudes, que se pueden percibir a través del tema del poema, el tono y el vocabulario empleados, los diversos recursos literarios que aparecen, etc.



En tanto que de rosa y azucena
En tanto que de rosa y azucena

se muestra la color en vuestro gesto,     
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

 y en tanto que el cabello, que en la vena

del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera

el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre;                   

 marchitará la rosa el viento helado.

Todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.


Mientras por competir con tu cabello

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Mientras a cada labio, por cogello,
Siguen más ojos que al clavel temprano,
Y mientras triunfa con desdén lozano
Del luciente cristal tu gentil cuello,

Goza cuello, cabello, labio y frente,
Antes que lo que fue en tu edad dorada
Oro, lilio, clavel, cristal luciente,

No sólo en plata o vïola troncada
Se vuelva, más tú y ello juntamente
En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.




En tanto que de rosa y azucena
Mientras por competir con tu cabello
Primer verso del poema
En tanto que de rosa y azucena.
Mientras por competir con tu cabello.
Autor
Garcilaso de la Vega.
Luis de Góngora.
Movimiento literario o período
Época del Renacimiento y sus obras son del Siglo de Oro.
Siglo de Oro ( Barroco)  y es máximo exponente de la corriente literaria del Culteralismo o Gongorismo.
Forma estrófica
Soneto compuesto por catorce versos endecasílabos de rima consonante ABBA, ABBA, CDE, DCE . Los versos se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos  y dos tercetos.
Su estructura externa es la de un soneto clásico: catorce versos endecasílabos, agrupados en dos cuartetos y dos tercetos con la siguiente rima consonante: ABBA ABBA CDC DCD. Como en todo buen soneto, la división interna está condicionada por la métrica. A este respecto, podemos distinguir las siguientes partes:
1ª parte: versos 1 a 8. Ocupa los dos cuartetos una descripción canónica de la belleza femenina (cabello, frente, labios, cuello).
2ª parte: verso 9. “Goza” es, sintácticamente, el verbo principal de la oración compleja única que conforma el soneto
3ª parte: versos 10 a 14. Forman otra subordinada adverbial.
Tema o tópico desarrollado en el poema
El soneto  aborda el  concepto filosófico de la brevedad de la vida, sin embargo en su desarrollo poético notamos el cambio de mentalidad producido en el paso de la Edad Media al Renacimiento. El poeta no se lamenta de esa brevedad, si no que, consciente de ella, aconseja gozar los placeres de la juventud antes de que el tiempo la destruya.
El tema principal de la composición es una exhortación a disfrutar sin demora de la juventud y la belleza, así como un aviso de la muerte inexorable que reducirá todo lo que hoy triunfa fresco y alegre al olvido, a la nada. Podemos distinguir tres elementos que se entrecruzan: la belleza, el tiempo y el goce vital.
Tono empleado (formal, serio, coloquial, burlesco, etc.)
El tono es sereno quizás pesimista en la última estrofa, pero no se aprecia mucho la expresividad pues no hay signos de exclamación ni expresiones que lo corroboren.  Supone una invitación serena a disfrutar de la juventud y de la belleza mientras éstas duren.
El tono empleado en este soneto es formal. empleando un lenguaje culto, métrica hecha muy cuidadosamente y sintaxis imitando al lat´n poniendo el verbo al final.
Vocabulario empleado
(grado de dificultad,
carácter culto, cantidad
de adjetivos, etc.)
Amplia y variada adjetivación en este soneto,  El ritmo es pausado, no expresa urgencia y se logra mediante reiteraciones y una determinada disposición de los recursos lingüísticos.
Presenta una lírica culta.
Se caracteriza por la intensificación de los
cultismos léxicos y sintáctico ( hipérbaton, frase larga, oraciones subordinadas complicadas….) acumulación de metáforas embellecedoras y abundancia de alusiones.
Presencia de recursos literarios
Son muy variados y habría de ser leídos detenidamente para entender sus verdaderos significados, Se pueden encontrar;
Prosopografía
Etopeya
Retrato
Gradación
Anáfora
Metáforas:
Derivación
Símbolos
Tópicos literarios : “Carpe diem”
Hipérbaton
Antítesis
Encabalgamiento
Epítetos
Campos léxicos antitéticos
Los recursos literarios que utiliza el poeta para transmitir el tema principal son:
Anáfora.
Metáfora.
Elementos físicos reales.
Enumeraciones.
Gradación.
Aliteración.
Hipérbaton.
Metáforas
Podemos encontrar varias en este poema, como:
“oro” (del color del cabello de la dama).
   “rosa y azucena” (sustituyen al color de las mejillas de la dama y su tez blanca).
Podemos encontrar varias en este poema, como:
“relaciona el cabello con oro, sol y plata”

La frente como si fuera un lirio blanco.

El labio con el clavel rojo.
Son muy complicadas y rebuscadas.
¿Qué versos te han llamado más la atención y por qué?
Los versos del primer terceto porque me invitan a disfrutar de mi juventud y reflexionar sobre el paso del tiempo y sus consecuencias en mi.Hay que aprovechar el momento.
Desde el primer al octavo verso por la minuciosa descripción de la belleza de la dama.
¿Qué sensaciones te transmite el poema?
Una invitación a disfrutar de la juventud y de la belleza mientras éstas duren.

Cierto pesimismo por la pérdida de juventud.
La belleza física es importante porque como personas tenemos cuerpo y hay que cuidarlo. Pero esta belleza no lo es todo, puesto que también tenemos alma con unos sentimientos.
El paso del tiempo es rápido y por eso hay que aprovecharlo.



A continuación se argumentan las diferencias y similitudes de los poemas comparados. Ambos presentan la misma forma estrófica, pues los dos son sonetos.

De la misma manera coinciden en un tema muy destacado durante el Renacimiento, y que no deja de serlo durante el Barroco: el de gozar de la juventud y del tiempo restante, conocido por el tópico Carpe Diem. Otro tópico a destacar durante el Siglo de Oro es Collige, virgo, rosas, cuyo significado se asemeja al tópico mencionado anteriormente, pues de la misma manera nos invita a disfrutar de la juventud y de la belleza ya que ambas son pasajeras.
Aunque ambos tópicos son tratados por sus autores en sendos poemas, podemos encontrar desigualdades en cuanto al enfoque al que se refiere en los mismos. Garcilaso en su poema nos da un consejo con un sentido quizás motivador, invitándonos a aprovechar el tiempo que nos queda, dejando a un lado la melancolía. Góngora, por el contrario, enfoca este consejo de manera pesimista, terminando así el poema con los versos no sólo en plata o vïola troncada/se vuelva, mas tú y ello juntamente/en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

Una diferencia apreciable en el lenguaje ha sido su complejidad, pues, a pesar de que ambos sonetos se caracterizan por poseer un carácter culto, el poema de Garcilaso consta de una complejidad menor frente al poema de Góngora. Dicha desigualdad se debe quizás a la compleja sintaxis que se empleaba en la lírica durante el Barroco; los poemas estaban cargados de adjetivos y las descripciones eran más detalladas, consiguiendo así un nivel mayor de dificultad en la comprensión con el objetivo de embellecer la obra.

En lo que se refiere a los recursos literarios empleados, aún habiendo variedad significativa de los mismos en los poemas, hallamos una diferencia en cuanto a la cantidad de ellos utilizados por los autores. En ambos poemas encontramos hipérbaton, por ejemplo lo podemos percibir en el soneto de Garcilaso: Marchitará la rosa el viento helado.Sin embargo, en el soneto de Góngora encontramos una mayor amplitud de recursos, hablando así de la aliteración (Goza cuello, cabello), la anáfora (Mientras...(versos 1, 3 y 5) y mientras… (verso 7)), una serie de comparaciones hiperbólicas, la personificación (mira tu blanca frente el lilio bello) y la gradación (en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada).

Centrándonos en las metáforas de estos sonetos, se observan similitudes a la hora de referirse al cabello y al color que posee y que especifica la edad de la persona. En ambos poemas los autores escogen el 'oro' para designar el color rubio del cabello; de la misma manera, emplean términos fríos o apagados, como son cubra de nieve la hermosa cumbre y 'plata', para referirse al color blanquecino de las canas cuando llegamos a la vejez.
Una característica que podemos apreciar en la lírica del Renacimiento es el empleo de las estaciones para referirse a las distintas épocas en la vida de una persona, de esta manera, Garcilaso emplea el término 'primavera' para referirse a la juventud, característica que no podemos observar en el poema de Góngora, pues en éste, la juventud está representada a través del término 'edad dorada'.

Mediante la comparativa de estos sonetos, se visiona una pequeña parte de la evolución de la lírica durante el Siglo de Oro a través de los poemas de dos grandes autores como son Garcilaso y Góngora. Cada uno aporta un enfoque distinto en su obra, sin embargo el mensaje sí es el mismo, quizás un poco escalofriante, pero que no deja de ser representado de manera espléndida por ambos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario